Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de julio, 2010

Fútbol

Y a menudo he pensado en otra historia
distinta y menos simple, en otra España
Jaime Gil de Biedma


Había sido en Colloto, hace años, cuando subí las escaleras de la casa de la abuela y encontré a mi padre viendo el mundial de fútbol. Pocas veces lo había visto tan emocionado. Me senté con él y empecé a hacerle preguntas, a comentar las jugadas. Al día siguiente volví a subir, y al otro, y luego ya en casa vi con él el resto de los partidos. Me gustaba Alemania y Alemania ganó el mundial. 1990. Tenía yo diez años.
España no me gustaba demasiado. No tanto los jugadores como los comentaristas, los que daban el partido por ganado antes de empezar y los que clamaban por las injusticias. El fútbol es justo. Al final siempre es justo, de una manera o de otra, aunque tarde años en administrar su curiosa justicia, así que me daban rabia esos comentarios prepotentes y chovinistas. No me ayudaban en absoluto a digerir la derrota.
Desde ese mundial cogí una rara afición al fútbol. Digo "rara"…