Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de noviembre, 2010

Llaves

Guardo todas las llaves. Puede ser por ansiedad o por esperanza. Guardo las llaves de las casas en las que vivo, las de los familiares, la del vecino, las de los lugares por los que he pasado alguna vez, las de las casas a las que no volveré nunca. (Las llaves del jardín también las guardo en el cajón de la mesita de noche). Me tranquiliza tener llaves, saber que puedo entrar, que no me voy a quedar en la calle tirada, un día, sola.