Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de diciembre, 2015

Tirar

Guardamos todo. Guardamos los libros que nos servirán en un futuro, las fotos, los diarios, las libretas, la ropa que nos trae recuerdos de cuando éramos más felices o estábamos más delgadas. No dejamos de guardar, cada día un poquito, hacemos hueco, reordenamos las estanterías, nos sentimos orgullosas de todo lo que tenemos, de lo que hemos conseguido hasta el momento, pero quizá también alberguemos la esperanza de más cosas, más libros, más ropas, un ordenador mejor, una tele más grande. No somos del todo felices porque siempre nos falta alguna cosa, sin pensar, incautos de nosotros, que quien no es feliz con todo lo que tiene tampoco va a ser feliz con todo lo que le falta.

Guardar es un acto de responsabilidad, unas veces una responsabilidad propia (tengo que leer este libro, tengo que practicar este deporte), otras veces –muchas más de las que nos gustaría admitir– un acto de responsabilidad con algún otro: no se pueden tirar los regalos, pues se ofendería el sentimiento con el q…